Cómo funciona la publicidad programática

Cómo funciona la publicidad programática

Cada vez que aceptamos las famosas “cookies” dentro de una web, automáticamente estamos aceptando que se registren ciertos parámetros de navegación.Esta es una de las prácticas más comunes en el entorno de la publicidad programática.

La publicidad programática es un modelo de compra de publicidad en el que se adquieren de forma automatizada espacios publicitarios. Estos espacios publicitarios son en los que podremos poner nuestro anuncio en distintas webs, diarios online, blogs, entre muchos otros. En la publicidad programática podemos distinguir dos partes: la oferta y la demanda. Por una parte, tenemos a los anunciantes, que quieren publicitar su producto o servicio. Estos realizan la compra programática in house, o bien se lo encargan a Trading desk independientes, como por ejemplo los soportes o agencias.

Por otro lado tenemos a los publishers ,conocidos como medios, encargados de generar ingresos a través de la venta de su espacio publicitario. En general los vendedores suelen elegir qué anuncios quieren, con qué precio y que anunciantes aceptan o no. Estos eligen su audiencia y el importe que desean pagar como máximo.

A través de las Sell Side Platforms (SSP), se vende el inventario publicitario de los publishers. Y mediante las Demand Side Platforms (DSP) se compran estos espacios gracias a un sistema de pujas. En medio tenemos una especie de “mercado” que es el Ad-exchange, que ofrece el entorno donde se optimiza esta compra

La publicidad programática ofrece numerosas ventajas.Con ella podemos acceder a una mayor capacidad de segmentación, alcanzando de forma más precisa nuestro target deseado. 

Además de la automatización del proceso de compra-venta de espacios publicitarios, tendremos nuestro anuncio en cuestión de milisegundos. Asimismo, el poder tener acceso a un inventario ilimitado, podremos tener acceso a la compra de cualquier espacio publicitario mostrando a su vez nuestros anuncios en el medio que deseemos.

La mayoría de las agencias de medios y anunciantes utiliza la publicidad programática, pero a su vez necesitan más información sobre este tipo de complejas tecnologías que no son incorporadas con facilidad.

¿Para qué sirve la publicidad programática?

Cuando hablamos de publicidad programática o compra programática nos referimos  a la compra automatizada de espacios publicitarios en Internet. Es decir, un procedimiento automático para la compra y venta de publicidad, en el que destacan las subastas o pujas realizadas en tiempo real (RTB o Real Time Bidding).

Este tipo de publicidad utiliza complejos algoritmos que permiten detectar coincidencias entre los datos que proporcionan las marcas sobre su público objetivo y los espacios publicitarios en diferentes medios en un momento concreto.

Esta tecnología de algoritmos programáticos utiliza ese rastreo de parámetros de navegación y lo combina con estrategias de marketing. Esto permite estudiar las tendencias de consumo con el fin de ofrecer una publicidad personalizada para cada usuario.

A diferencia de la publicidad de display convencional, la publicidad programática  permite dirigirnos a cada usuario en función de su perfil y de sus comportamientos, lo que hace que los anuncios le resulten mucho más relevantes. Permite ir más allá en la personalización.

En el proceso de compra programática de publicidad podríamos decir que los anunciantes compran “personas” en lugar de espacios publicitarios.Pagan por la persona que está usando ese espacio.

Beneficios de la publicidad programática

Segmentación por usuarios: se consiguen filtrar los anuncios a través del perfil de los usuarios. De esta manera, el anuncio no sólo se muestra tomando en cuenta el medio y el perfil, sino también el comportamiento del usuario en el entorno digital.

Sistema simplificado:Este proceso engloba diversos agentes como anunciantes, adserver, plataformas y medios, que participan en la campaña de publicidad online, todo en un mismo sitio. Facilitando de esta manera el proceso de ejecución,  ahorrando tiempo, trabajo y dinero.

Mejores tasas:Debido a la segmentación por perfil de usuarios, los ratios de conversión por clic de un anuncio son mayores. Ya que permiten a los anunciantes obtener un tráfico de mayor calidad y lograr vender su espacio de una forma más optimizada.

Mayor alcance:La publicidad programática permite llegar a clientes potenciales en todo el mundo, colocando anuncios en diversas redes publicitarias, canales y ubicaciones geográficas.

En resumen, la publicidad programática es la forma inteligente de hacer publicidad online. Los anunciantes pagan para que sus anuncios se muestren únicamente a su público objetivo. 

Es la conexión entre la marca y el consumidor adecuado, en el momento y lugar correcto, mostrándole anuncios de productos afines a él.Gracias a la tecnología, se detecta que una persona específica tiene un interés real en recibir una publicidad determinada.

De este modo se ofrece publicidad relevante y de interés al usuario en lugar de publicidad invasiva o fuera de contexto, como ocurría antes de la aplicación de este método.

¿Dónde puedo hacer publicidad programática?

La compra de publicidad programática está basada en el Big Data.Este es un término que hace referencia a un gran volumen de datos, del cual se hace uso para conseguir impactar a una audiencia personalizada.De este modo los medios ofrecen espacios publicitarios disponibles a los anunciantes.

Para que un anunciante pueda beneficiarse a través de la muestra de su anuncio a personas con un perfil muy determinado, éste debe comprar publicidad en tiempo real a través de pujas digitales (RTB o Real Time Bidding).

Estas se realizan en plataformas especializadas que ofrecen impresiones al mejor postor.De esta forma, los anunciantes estarían dispuestos a pagar el precio más alto establecido en una puja para que sus anuncios aparezcan solamente a aquellos usuarios que tienen el perfil deseado.

Es decir, que el anunciante, gracias a la publicidad programática, pagaría por un número de personas con un perfil concreto.

Estos usuarios podrán ver su anuncio en el momento preciso en el que éste pueda generar mayor impacto,de este modo su anuncio sea más efectivo.

Existen diferentes plataformas que sirven de intermediarias entre los compradores de medios (agregadores de demanda) y los vendedores de espacios (agregadores de oferta), dentro de estas encontramos:

  • Ad Exchanges o Marketplaces, donde se llevan a cabo las subastas digitales.
  • Demand Side Platforms, logran optimizar el precio mediante grandes cantidades de datos de los usuarios (Big Data).
  • Data Partners, proporcionan estos datos.
  • Trading Desk, trabajan para el anunciante en las subastas.
  • Sell Side Platforms, maximizan los espacios publicitarios para los medios.

Una de las claves de la publicidad programática es que busca la compra de audiencias, la Real Time Bidding busca la compra de publicidad al instante o en tiempo real. Lo hace basándose en la información del perfil del usuario, de esta forma el anunciante puede decidir si le interesa o no pujar por dicha impresión.

Las impresiones se compran por unidad y no por paquetes, por lo que cada impresión puede tener un precio diferente a las demás.

En el RTB (Real Time Bidding) el editor pone a sus espacios publicitarios un precio mínimo de puja, quedando en manos del anunciante determinar el precio que está dispuesto a pagar para aparecer en dichos espacios publicitarios.

En el momento en que existe una coincidencia entre el precio de venta de un espacio publicitario y el precio de compra que está dispuesto a pagar un anunciante, se produce la operación, mostrándose el anuncio.

Todo esto ocurre de manera muy rápida, de forma automatizada dentro de un Ad Exchange o Marketplace.Sin órdenes de compra y sin la posibilidad de elegir un cliente específico.

La publicidad programática nos brinda velocidad y agilidad,los profesionales del marketing confían en ella para llegar a sus clientes en el momento preciso.

Aquellos que deciden implementarla en su negocio deben ser conscientes de que están comprando audiencias, no espacios en medios.

La publicidad programática está teniendo una proyección imparable ya que los beneficios para los editores y las marcas son importantes. 

¡Trata de mantener una línea directa entre tus acciones y tus objetivos, evaluando constantemente tus resultados!