Publicidad programática: Falsas expectativas

publicidad programática

Publicidad programática: Falsas expectativas

Publicidad programática: falsas expectativas de las PYMES que la quieren implementar en sus estrategias de marketing digital.

Marketing programático: cosa de expertos

Publicidad programática: falsas expectativas que vamos a ir comentando y analizando en el siguiente post. Sí, el marketing programático es cosa de expertos. ¿Nos lees?

La Publicidad programática busca captar al público de manera estratégica en distintos canales digitales. Sin embargo existen algunos mitos que siguen siendo tema de discusión.

Sabemos que la publicidad programática es una herramienta clave para que lo que queramos vender llegue de manera fácil y automatizada a nuestro cliente perfecto.

De hecho, los espacios publicitarios que se adquieren pueden distribuirse en canales digitales como webs, diarios online, blogs, etc., con el fin de dirigir de forma segmentada lo que ofrecemos  para que nuestra  audiencia encuentre fácilmente a nuestra marca.

Sin embargo, hay varias creencias en relación al presupuesto de los departamentos de marketing, se estima que no es sencillo llevar a cabo este tipo de estrategia.

Seguimos teniendo que decir NO a aquella afirmación genérica que sigue dejando fuera de competición a las PYMES, veamos a continuación esos mitos que siguen envolviendo a la publicidad programática.

La publicidad programática: falsas expectativas

Únicamente las grandes empresas pueden hacer programática: se piensa que este tipo de publicidad va más allá de los límites, pues la cantidad de información que se brinda es demasiada; asimismo se considera una estrategia eficiente porque entiende al usuario y llega a él en el momento de mayor receptividad .Pero no todos  lo consideran así, ya que piensan que  es necesaria una gran inversión, sin embargo, la realidad es que con tan sólo un presupuesto pequeño pueden desarrollarse campañas con publicidad programática.

Es exclusiva para formatos convencionales: no toda publicidad va ligada a  formatos tradicionales como banners o imágenes sencillas que aparecen en la web, hoy en día gracias a los avances e innovaciones que existen puede hacerse publicidad programática con estrategias de vídeo que pueden optimizar la inversión que se tiene presupuestada .Es cuestión de explorar la creatividad que se tiene a través de la transformación digital!

La publicidad programática y el big data

Interesa más la cantidad de datos que la calidad: sí, la publicidad  programática debe trabajar con data, sin embargo hay que tener en cuenta que cantidad no implica necesariamente calidad, por lo tanto deben conocerse las ventajas y desventajas de los distintos tipos de data para asumir los retos de los sectores al que vamos a dirigirnos e identificar la calidad de data con el fin siempre de cumplir con nuestro objetivo marcado.

Su éxito depende de las máquinas: el factor humano es indispensable dentro de la programática, gracias al trabajo de las personas se consiguen buenos resultados. No tengas miedo de que las máquinas nos roben la identidad, simplemente tendremos que adaptarnos a “trabajar con ellas”

5-Se necesitan herramientas especiales : muchos no lo saben, pero ya están utilizando herramientas para llevar a cabo este tipo de estrategia. Algunas de las herramientas usadas más comunes son Google Ads y Facebook Ads.

Errores de la publicidad programática 

Sabemos que la publicidad programática no se caracteriza por su simplicidad,  para que conozcas los errores más frecuentes que se suelen cometer en sus campañas te vamos a hablar de los que consideramos más comunes y perjudiciales para aprovechar así todo el potencial de ampliar tu audiencia con las campañas.

Qué no debes hacer en publicidad programática

1-Objetivos poco claros. Es frecuente que los  anunciantes quieran abarcar demasiados objetivos a la vez. Hay que tener claro si  se busca una respuesta directa, si se trata de una acción de branding, si se quiere movilizar a la audiencia hacia sus tiendas físicas o lograr conversiones online, si  se está tratando de entender mejor a la clientela o aprender en qué momento y a qué horas del proceso están convirtiendo.

Es imprescindible para alinear el objetivo del anunciante con las tácticas programáticas más adecuadas, mejorar el rendimiento de la campaña y el ROI.

2-Incapacidad de identificar las capas de datos adecuadas. Las posibilidades de segmentar tu audiencia mediante grandes volúmenes de información son enorme. ¡Hay cerca de 200 puntos de información sobre cada usuario!

3-Estratificar usuarios sin tener en cuenta su valor. Mediante el uso de datos de anunciantes es posible llegar a conclusiones relevantes, a partir de perfiles adecuados al mensaje que el anunciante quiere lanzar.

Tras identificar a los usuarios y sus comportamientos, se pueden aplicar algoritmos predictivos para determinar el valor de ese perfil y de cada usuario. Conocer al usuario mejorará el rendimiento de la campaña, aumentando la inversión en los clientes más propensos a la conversión

Optimización de campañas programáticas

Al analizar los datos de los consumidores antes y después de una campaña, se optimiza la eficacia de acciones futuras, ya que así  las marcas mejoran de forma exponencial el conocimiento que tienen de su audiencia. Al segmentar la audiencia se consigue eliminar usuarios que no se ajustan al público objetivo al que se intenta llegar.

4-Lanzar los mismos mensajes a clientes y no clientes. Una de las grandes fortalezas de la publicidad programática es su capacidad predictiva. Es posible aplicar algoritmos para encontrar “nuevos consumidores” potenciales, no sólo a usuarios reciclados a través de retargeting.

No tiene sentido lanzar el mismo mensaje a toda la audiencia. Se deben personalizar los mensajes dirigidos a los diferentes perfiles que la campaña quiere impactar, para optimizar así la inversión. 

5-Inversión escasa en atribución. Los medios programáticos permiten entender el rendimiento de una campaña a un mayor nivel que otros canales tradicionales, como la publicidad impresa o la televisión. De ahí que haya que invertir en la atribución para analizar resultados y tomar  las decisiones más adecuadas en el futuro.

6-No optimizar la información obtenida. La publicidad programática nos proporciona más métricas, información y datos que cualquier otro medio publicitario. Aprovechar al máximo este material ayudará a mejorar el rendimiento de futuras campañas.

7-Equivocar los canales de marketing. Hay muchas maneras de llegar a una audiencia de forma programática: a través de una pantalla de ordenador, dispositivo móvil, apps o video. Cada canal ofrece ventajas e inconvenientes y hay que analizarlos con atención para decidir correctamente dónde invertir el presupuesto.

Las PYMES y la estrategia de publicidad programática

Es importante tener en cuenta la segmentación entre dispositivos, ya que es posible llegar a una persona a través de sus diferentes aparatos. ¡Se estima que los consumidores se conectan a Internet a través de tres o más dispositivos a diario!

El objetivo de agencias especializadas en publicidad programática es que las PYMES comprendan que no es difícil utilizar la publicidad programática, es cuestión de saber aplicarla estratégicamente para conseguir los objetivos.

¡Si no sabes cómo hacerlo en Gestomarketing estaremos encantados de acompañarte en el camino y construir las mejores audiencias para tu negocio!